Category Archives: Inés

Inés. Misterio sin Resolver: Agujeros Negros

«Cuando era niña, tan niña que aún no iba al jardín infantil, mi pequeña cabecita me acosaba con miles de preguntas. ¿Qué pasa después de la muerte? ¿Cómo Dios podía estar en todas partes a la vez? ¿De qué tamaño

Inés. Misterio sin Resolver: Agujeros Negros

«Cuando era niña, tan niña que aún no iba al jardín infantil, mi pequeña cabecita me acosaba con miles de preguntas. ¿Qué pasa después de la muerte? ¿Cómo Dios podía estar en todas partes a la vez? ¿De qué tamaño

Inés: Hilos de la Vida/ Hilos de la Muerte

«La Parcas eran la personificación del destino para la mitología romana. Se trataba de tres hermanas que tejían el hilo de la vida desde el nacimiento hasta la muerte, usando hebras blancas que mezclaban con dorados y negros para representar distintos

Inés: Hilos de la Vida/ Hilos de la Muerte

«La Parcas eran la personificación del destino para la mitología romana. Se trataba de tres hermanas que tejían el hilo de la vida desde el nacimiento hasta la muerte, usando hebras blancas que mezclaban con dorados y negros para representar distintos

Inés: Estampas Desconocidas de la Vida de Caperucita Roja

(Haz click en la imagen para agrandar) «¿Qué sabemos de ella? ¿Que era una niña? ¿Que visitó a su abuelita? ¿Que se la comió el lobo? ¡Lugares comunes! Pronto, el Había Una Vez: Estampas desconocidas de la vida de Caperucita, el

Inés: Estampas Desconocidas de la Vida de Caperucita Roja

(Haz click en la imagen para agrandar) «¿Qué sabemos de ella? ¿Que era una niña? ¿Que visitó a su abuelita? ¿Que se la comió el lobo? ¡Lugares comunes! Pronto, el Había Una Vez: Estampas desconocidas de la vida de Caperucita, el

Inés: Inspiración Botánica. Piraña de Fuego

    (Haz click en la imagen para agrandar) «¿Cuántos/as de nosotros/as tuvimos el sufrimiento infantil —con desgarro y llanto con hipo— de ver fallecer a nuestro último Mario o Luigi, sin posibilidad de vidas extra, en manos de una

Inés: Inspiración Botánica. Piraña de Fuego

    (Haz click en la imagen para agrandar) «¿Cuántos/as de nosotros/as tuvimos el sufrimiento infantil —con desgarro y llanto con hipo— de ver fallecer a nuestro último Mario o Luigi, sin posibilidad de vidas extra, en manos de una

Inés: Cape Nane Tene Tú

  «Tomar el Globo Terráqueo, hacerlo girar y dejar que el azar decida donde cae nuestro dedo… Cape Nane Tene Tú». Ilustración y Texto por Inés. (Agradecimientos especiales al mini Globo Terráqueo obsequiado recientemente por mi tía, mismo con el

Inés: Cape Nane Tene Tú

  «Tomar el Globo Terráqueo, hacerlo girar y dejar que el azar decida donde cae nuestro dedo… Cape Nane Tene Tú». Ilustración y Texto por Inés. (Agradecimientos especiales al mini Globo Terráqueo obsequiado recientemente por mi tía, mismo con el

Papá, Vamos pa’l Cerro

«Ser chica y vivir en una casa entre la montaña y el río. Subir cerros asegurada a la cintura con la cuerda del papá —precaución extra, por si los críos se mandaban pa’ abajo— y terminar la jornada chapoteando en

Papá, Vamos pa’l Cerro

«Ser chica y vivir en una casa entre la montaña y el río. Subir cerros asegurada a la cintura con la cuerda del papá —precaución extra, por si los críos se mandaban pa’ abajo— y terminar la jornada chapoteando en

Los Pájaros

Los Pájaros (1963) fue la primera película que no fui capaz de terminar de ver cuando pequeña. Años más tarde tuvimos nuestro reencuentro, pudiendo (re)confirmar aquello que dicen de Hitchcock: es el maestro del suspenso (y de la angustia, y

Los Pájaros

Los Pájaros (1963) fue la primera película que no fui capaz de terminar de ver cuando pequeña. Años más tarde tuvimos nuestro reencuentro, pudiendo (re)confirmar aquello que dicen de Hitchcock: es el maestro del suspenso (y de la angustia, y